UNA MISIÓN MÁS ALLA DE LAS FRONTERAS

Rocío Castillo, Ana Cristina Moreno

Rocío Castillo fue Obrera Estudiantil a medio tiempo en Siguatepeque por aproximadamente dos años. Conoció del Movimiento Estudiantil en UNACIFOR cuando era estudiante de Ingeniaría Forestal a través de Betuel Ayes, Ex Secretario General de la CCUH. Actualmente, Rocío estudia una maestría en Economía, Desarrollo y Cambio Climático en CATIE Costa Rica. Su pasión por comunicar el evangelio de Jesucristo en el contexto estudiantil la llevó a abrir un Grupo de Estudio Bíblico entre sus compañeros de maestría.

¿Cómo ha sido tu proceso de adaptación en Costa Rica?

Es difícil estar lejos de las personas que amas. Sin embargo, salir a otro país te permite conocer otras culturas, formas de pensar y realidades.

Estudié en un sistema de internado, siento que eso me ayudó en el proceso de adaptación.

¿Cómo inició la misión en este nuevo lugar de estudio?

Al igual que en 2013 me encontré con Ana Cristina Moreno, la estudiante de República Dominicana con quien comenzamos la misión en la Unacifor-Honduras.

Tanto Cristina como yo hemos servido en el ministerio estudiantil de nuestros países. Dios nos inquietó para comenzar algo aquí y compartir de su Palabra.

¿Con qué desafíos se encontraron?

Hacer misión dentro de la universidad siempre tiene sus desafíos. A nivel de posgrado vemos el tema del “conocimiento” y cómo la búsqueda de éste hace que las personas duden de la existencia de Dios. Varios compañeros han declarado abiertamente ser ateos.

Convivir con los compañeros 24/7 también es un reto, la mirada de todos esta sobre aquellos que reconocemos ser cristianos.

Algunos principios aprendidos:

  • Dios quiere que aprendamos a depender de Él.
  • Nuestra “inteligencia humana” no es nada sin la voluntad de Dios.
  • No importan las circunstancias, Dios es quien tiene la última palabra.

Dios me ha demostrado que todo tiene un propósito, que nada de lo que yo pueda aprender/saber tiene valor si Él no es el centro. Lo que he logrado no ha sido en mis fuerzas sino por la gracia y amor de Dios en mi vida.

Conocer el movimiento estudiantil es una de las mayores bendiciones que he recibido. Compartir las Buenas Noticias y encontrarme con hermanos con ese llamado en otras partes del mundo me hace sentir en familia-comunidad.

Belkis Hernández Aragón
Secretaria General
Comunidad Cristiana Universitaria de Honduras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.